Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/4/d402975231/htdocs/wsb6781157401/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5483

Seguro que sabes que, más allá de una mera cuestión de decoración, elegir la ropa de cama adecuada es algo directamente relacionado con la calidad de nuestro descanso. Nuestros clientes de sábanas para hostelería de algodón lo tienen claro. Si tú aún no, te invitamos a seguir leyendo este post.

Elegir bien los textiles para la cama es fundamental para aportar comodidad, bienestar y contribuir favorablemente al descanso. Hay una serie de requisitos que ha de reunir la ropa de cama:

  • Composición de las sábanas y las fundas nórdicas: preferiblemente, hay que elegir textiles compuestos por un 50% algodón y un 50% poliéster. Los tejidos con esta mezcla soportan mejor las altas temperaturas en el lavado, se secan rápidamente, son fáciles de planchar y muy duraderos.
  • Trama y urdimbre de la ropa de cama: la trama no es sino el conjunto de hilos horizontales y la urdimbre los verticales. Con la combinación de estas dos fibras tenemos un tejido de ropa de cama suave al tacto.
  • Colores y diseños atemporales: para lograr la armonía en las estancias hay que comenzar por la elección de la decoración textil. En Toallas a un Euro apostamos por tonos suaves, bien combinados y estampados elegantes. Los colores neutros dan un toque de estilo además de contribuir al descanso. Por otro lado, los tonos suaves y la sencillez de los blancos evitan el deterioro por el desgaste de color.

Consejos para elegir la ropa de cama

El tacto confortable de la ropa de cama aumenta la sensación de confort mientras se duerme. La trama y la urdimbre aportan suavidad a la pieza textil. Por otro lado, es importante elegir tejidos con los que no vayamos a sufrir el peeling, las molestas bolitas en la superficie de las sábanas que le confieren un tacto desagradable. Una de las razones de que aparezcan es la calidad de las fibras utilizadas para el tejido. Cuando se echa mano de algodón y poliéster, la proporción ha de ser la adecuada.

El algodón es un tejido perfecto: natural, hipoalergénico y transpirable. Por su parte, el poliéster, a pesar de ser una fibra artificial, es suave, fácil de lavar e indeformable. Para una apariencia ideal de las sábanas y evitar arrugas, la combinación algodón/poliéster es una de las mejores. Entre otras cosas, porque la rigidez del poliéster compensa la maleabilidad del algodón. Porque, en resumen, no hay duda de que meterse en la cama y sentir suavidad, frescor y sensación de limpieza proporciona tranquilidad y fomenta la calidad del sueño.